Historias, curiosidades, juegos, experimentos y música en el Día Internacional de la Matemática

Historias, curiosidades, juegos, experimentos y música en el Día Internacional de la Matemática

Se realizó “Sin π no soy nada”, el primer festival santafesino en el marco de las celebraciones que tuvieron como eje al número Pi. Una propuesta de la Facultad de Ingeniería Química de la UNL que ofreció actividades para toda la familia, entrelazando ciencia, arte y cultura.

En el marco de las celebraciones por el Día Internacional de la Matemática, el 14 de marzo se realizó el Festival: Sin π no soy nada. El primer festejo santafesino en honor a esta fecha, tuvo como escenario al emblemático espacio de El Molino Fábrica Cultural. En esta oportunidad, se realizaron actividades para toda la familia, entrelazando ciencia, arte y cultura a través de una experiencia lúdica y artística cautivante.
La propuesta en torno a Pi, este número irracional​ y una de las constantes matemáticas más importantes, contó con diversas actividades lúdicas y estaciones interactivas para disfrutar en familia, que vinculan a la matemática con el arte y la tecnología, haciendo énfasis en la aparición de π en diferentes fenómenos naturales, su importancia y la historia detrás de él. De esta manera, grandes y chicos, aprendieron y se divirtieron entre péndulos, tiro al blanco, casino y diferentes juegos de ingenio.
Pablo Quijano, docente de la Licenciatura en Matemática Aplicada de la FIQ y co-director del proyecto del Festival, dijo: “El 14/03, es el día de Pi, por eso estamos muy contentos de festejar la matemática. Las actividades que propusimos son todos juegos y experimentos que tienen que ver con matemáticas y, fundamentalmente, con el número Pi”. A modo de reflexión, añadió: “La matemática siempre estuvo mal vista, hay que hacerle propaganda. Necesitamos que más chicos y chicas puedan disfrutarla como lo hacemos nosotros y se animen a estudiar carreras que tengan que ver con ciencia y, particularmente, con matemática”.
La actividad estuvo organizada por la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Litoral y contó con el apoyo del Gobierno de la Provincia de Santa Fe, a través de los Ministerios de Cultura y de Producción, Ciencia y Tecnología.

Desde el papiro de Rind hasta la Biblia

Los festivales de la FIQ ya son una tradición no sólo a nivel universitario sino por su proyección hacia la ciudad y la región.  Este Festival en particular fue muy especial porque permitió volver a conectar a la Facultad con las santafesinas y santafesinos, en un espacio público emblemático, y compartir actividades científico-culturales las cuales tienen como eje fundamental la promoción de la cultura científica.
“Este tipo de actividades las venimos realizando desde hace más de una década. Para nosotros es una manera de llegar a la gente desde un lugar diferente, salir del ámbito plenamente universitario, poder llegar a las más tempranas edades, a despertar estas vocaciones científicas y de alguna manera enlazarlos con nuestras carreras, que no son solo de nuestra Facultad, hay carreras en otras Facultades donde las ciencias exactas y naturales están insertas en el quehacer diario, de la formación profesional. La actividad de hoy tiene dos intenciones claras: difundir esta fecha en particular para la ciencia y, también, poder brindar a la ciudad una actividad vinculada a nuestras disciplinas pero en un ambiente más distendido”, sostuvo el decano de FIQ, Adrian Bonivardi.
Desde el papiro de Rind hasta la Biblia, pasando por el antiguo Egipto hasta la India y China, desde hace milenios, Pi (π) ha sabido conquistar el interés y desvelado las mentes más brillantes de la humanidad. Se le han dedicado poemas, pinturas, canciones y hasta películas. Donde quiera que miremos aparece: en el latido de un corazón, en las rayas de una cebra, en la órbita de la Tierra alrededor del Sol, hasta en las profundidades de la mecánica cuántica.
Este festival en particular, tuvo como eje a Pi, un número con mucha historia, grandes complejidades y misterios, algunos aún hoy sin resolver, que ha desafiado y obsesionado no sólo a matemáticos y matemáticas de todas las épocas y latitudes, sino también a científicos, artistas, filósofos y teólogos. 
Con el espíritu de acercar al público en general las ideas matemáticas más trascendentales y mostrarles que están ahí, al alcance de todos, es que durante el festival también hubo momentos de entrelazamiento entre ciencia, arte y música. El artista visual Nicolás Rosenfeld desplegó una obra que articula con el significado de Pi, mientras que el Licenciado en Composición Musical Esteban Coutaz tuvo a su cargo la dirección del Ensamble π , en el cual 14 músicos interpretaron una obra compuesta por él a partir de su lectura de Pi y las matemáticas. En el cierre, tuvo su espacio en el escenario el Grupo Galindez, entre cuyos integrantes también se incluye un docente de la Licenciatura en Matemática Aplicada de FIQ.
“Felicito a la Facultad por esta iniciativa. Está cerca de la gente, no sólo de la que ya está dentro de la Universidad sino de la gente que va a ir a la Universidad en algún momento, y qué mejor que ya desde los más chiquitos incentivar las ciencias exactas”, fueron las palabras del ministro de Cultura de la provincia de Santa Fe, Jorge Llonch, en alusión a la realización del Festival.

Comunicación de la Ciencia

Este Festival es el resultado de un proyecto presentado y aprobado para su financiamiento en la convocatoria "Comunicación de la Ciencia 2019" de la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación.  El equipo de trabajo está conformado por: Marcelo Actis, Aníbal Chicco Ruiz, Valentina Correa, Sofía Feresín, Mara Pérez, Pablo Quijano, Brenda Rivera, Francisco Sosa, Itatí Zocola, y Joaquín Zurchmitten, quienes se desempeñan como docentes en el Departamento de Matemática y estudiantes de la Licenciatura en Matemática Aplicada en la FIQ-UNL. El equipo también incorpora la mirada interdisciplinaria, con una especialista en diseño de la comunicación visual.
Cabe mencionar que este tipo de acciones se enmarcan dentro del eje extensionista, una de las funciones sustantivas de la Universidad Nacional del Litoral, y se canalizan en FIQ a través de la Dirección de Extensión, área que se ocupa de la coordinación y supervisión de acciones y proyectos con anclaje social.