Alcoholemia positiva alta: los infractores deberán pagar la multa y se les podrá asignar tareas para tomar conciencia

Alcoholemia positiva alta: los infractores deberán pagar la multa y se les podrá asignar tareas para tomar conciencia

En el marco del Capítulo Santa Fe de la Cumbre Internacional del Hábitat de América Latina y el Caribe, se desarrollará el 2do. Foro de concejales los días 4 y 5 de julio en nuestra ciudad. Conocé las conclusiones que dejó el debate del 1er. encuentro.

En una experiencia inédita en la capital provincial, 60 concejales de Santa Fe, Santo Tomé, Sauce Viejo, San José del Rincón, Monte Vera, Recreo, Esperanza, Laguna Paiva y San Jerónimo Norte que integran el área metropolitana de Santa Fe tuvieron un primer encuentro para intercambiar experiencias y debatir sobre dos problemáticas ciudadanas: seguridad y riesgo hídrico.

En esta segunda oportunidad, el encuentro tendrá lugar en el marco del Capítulo de Santa Fe de la CIHALC (Cumbre Internacional del Hábitat de América Latina y el Caribe) denominado “Hábitat en clave metropolitana y sostenible”, que se hará el 4 y 5 de julio en la Estación Belgrano. El objetivo de esta cumbre es generar un diálogo entre distintos actores -académicos, gubernamentales y de la sociedad civil-, que permita conocer y comprender los alcances y formas que adquieren los riesgos y las amenazas existentes en los territorios; intercambiar aprendizajes que emergen de las agendas compartidas por la región; e indagar en conjunto sobre prácticas y oportunidades que puedan impulsarse desde la gobernanza territorial.

El encuentro de los concejales tendrá lugar el día viernes, desde las 9 de la mañana. Primero participarán de dos paneles referidos específicamente a la planificación urbana metropolitana, y luego se reunirán en talleres para trabajar sobre la temática de este segundo Foro: planificación urbana y territorial.

Qué dejó el debate sobre riesgo hídrico

Tras una jornada de trabajo muy enriquecedora, los ediles coincidieron en que las problemáticas que atraviesan los más de 600 mil habitantes de las ciudades participantes no terminan con el límite geográfico de cada una de sus localidades, sino que son comunes y trascienden las fronteras, de ahí la importancia de buscar respuestas conjuntas y llevar adelante acciones coordinadas. En función de esto, plantearon la posibilidad de establecer conjuntamente las obras hídricas prioritarias para toda el área metropolitana.

En ese sentido, concluyeron en la necesidad de avanzar en la unificación del sistema de medición hídrica de toda el área metropolitana, como así también, de contar con un sistema de monitoreo común que permita conocer el estado de los canales, ríos y defensas de todo el sector. Asimismo, consideraron que sería menester contar con equipos técnicos que trabajen en la generación de datos de toda el área metropolitana de Santa Fe para luego poder gestionar sobre información certera, fiel y actualizada. Esta información permitiría a su vez generar proyectos para financiamiento internacional acorde a los objetivos de desarrollo sostenible propuestos por Naciones Unidas en el marco de la agenda 2030.

A su vez, consideraron que, a los fines de fortalecer la respuesta ante situaciones de riesgo hídrico, sería fundamental avanzar en la homogeneización de normativa vinculada a seguridad hídrica y en protocolos comunes sobre gestión de desastres. Y convinieron en planificar estrategias tendientes a informar a los vecinos y vecinas de las ciudades del Área en relación a la proximidad de eventos climáticos que ameriten acciones preventivas.

Durante el encuentro, los concejales de las distintas localidades propusieron que se evalúe la posibilidad de crear un centro de monitoreo de situaciones climáticas común al área metropolitana, con base en el centro de monitoreo de la ciudad de Santa Fe. El objetivo es que desde allí no solo se emitirán alertas tempranas sino que también se brindará asesoramiento y acompañamiento en materia hídrica por parte de profesionales de áreas pertinentes de la provincia.

La regulación de los usos del suelo, tanto en áreas urbanas como rurales, y la necesidad de promover la creación de legislación que incentive mecanismos de producción sostenibles tanto a nivel agrícola como industrial, también fueron temas que se pusieron sobre las mesas de discusión que conformaron los distintos ediles. En este marco, destacaron la importancia de revisar los planes de Ordenamiento Territorial y de normativas referidas a nuevos loteos y urbanizaciones, como así también, de trabajar sobre planificación urbana. 

Los residuos domiciliarios, y el impacto que su disposición tiene en el funcionamiento adecuado del sistema de desagües, también fue tema de las mesas de trabajo. Es por eso que remarcaron la importancia de promover campañas de concientización conjuntas.  

Qué dejó el debate sobre seguridad

Con respecto al tema de seguridad, los concejales y concejalas entendieron que es de suma importancia planificar coordinadamente y generar normativa conjunta ya que en determinados tipos de delitos se observa que ante la intervención activa en una localidad éstos problemas se trasladan a otras localidades.

De la misma manera, plantearon la necesidad de unificar criterios y coordinar parámetros respecto de la normativa vinculada a temas que hacen a la seguridad ciudadana, como por ejemplo en relación a la nocturnidad. Promover la creación de un anillo digital para toda el área metropolitana con cámaras de alta tecnología y lectores de patentes, entre otras herramientas, para identificar los vehículos que ingresen y circulen por toda el área.

Asimismo, plantearon la importancia de articular los protocolos de funcionamiento de los centros de monitoreo existentes y futuros. Dicha acción tiene como objetivo que todos los centros compartan líneas similares (o hermanas) de ejecución tecnológica. En este sentido, poder impulsar desde los cuerpos legislativos campañas de difusión en relación al 911.

También, expresaron fomentar el desarrollo de capacitaciones para todos los empleados comunales y municipales en temas que hacen a la prevención de situaciones de violencia, como formaciones en mediación comunitaria, en temas de género y niñez, entre otros. Además, fortalecer los centros territoriales de denuncia, para que lleguen a las localidades más pequeñas y que, de ese modo, los habitantes encuentren un espacio con agentes preparados para recepcionar denuncias y acompañar a las víctimas.

Por otra lado, establecieron impulsar un tratamiento metropolitano en relación a la habilitación de locales que se dediquen al acopio y venta de cables y metales no ferroso, como así también, revisar la Ley de Áreas Metropolitanas, incluyendo la participación de los concejos locales en su estructura y funcionamiento.

Finalmente, plantearon la creación de un Consejo Metropolitano de Seguridad que permita el intercambio de información y la acción coordinada entre las localidades.